Gestos ecológicos en el trabajo

Algunas actitudes resultan fundamentales en los cambios que el planeta exige. La conciencia ecológica no es sencilla de aplicar y sabemos que depende de factores diversos. Algunos son automáticos producto de nuestro comportamiento general, otros son de orden legal. Otra forma de clasificarlos, es por el espacio que nuestra actitud o comportamiento afecta. En este caso, los gestos ecológicos en el trabajo componen un espacio fundamental de actividad positiva. En el mismo pasamos 30 % del tiempo y por ello, lo que hagamos en este, repercutirá en la sociedad.

gestos ecológicos en el trabajo, gestos ecológicos en el colegio, eco gestos en vivien

Manejo ecológico de la sociedad

Los gestos ecológicos en el trabajo, deben enmarcarse en un plano más amplio identificado por el planeta mismo. De un tiempo a esta parte, se han desarrollado nuevos paradigmas en el campo del tratamiento de la naturaleza. Sobre todo, desde la perspectiva energética, estos gestos ecológicos en el trabajo representan un alto grado de consciencia. Se trata de equilibrar la generación y consumo de energía con los recursos y su aprovechamiento. En esta entrada te explicaremos como lograr ese equilibrio en espacios como el laboral.

Qué son gestos ecológicos

Se trata de las evidencias del comportamiento humano, dirigido a manejar los recursos con una visión integral. La misma debe tender a la protección del ambiente y a la conservación de espacios naturales. El hombre es una especie dominante que intenta acondicionar su espacio para hacerlo más cómodo. Los gestos ecológicos lo que intentan es ofrecer una manera de equilibrar lo que el mismo ser humano perturba.

gestos ecológicos en el trabajo, gestos ecológicos en el colegio, eco gestos en vivien

Las razones para los gestos ecológicos

Son muchas y variadas, sobre todo inmersas en un cambio de paradigma en el comportamiento de la sociedad. Revisa a través de este artículo, algunas de las razones para el manejo ecológico de nuestra sociedad.

El cambio climático algo más que una posibilidad

A pesar de todas las voces en contra, parece un hecho comprobado que nos dirigimos a un cambio climático. No se refiere solo a una perdida sustancia de la capa de ozono, sino a un cambio profundo de las variables naturales. Especies en extinción, espacios en cambio, deforestación, y desertificación son evidencias. En este mismo orden de ideas, es notable el problema de la capa de ozono como para no asumirlo como grave.

Contaminación

El factor contaminante es igualmente grave, solo que mucho más evidente y presente. Se trata de un problema con el que la sociedad humana ha lidiado desde la misma industrialización. Se encuentra en todos los espacios posibles, desde el aire, tierra y agua, hasta el propio espacio exterior. La influencia de las actividades humanas ha causado un desequilibrio que es justo y necesario corregir.

Consciencia ecológica

La especie humana es la única capaz de cambiar dramáticamente su entorno. La mayoría de los animales modifican una parte inmediata de su geografía, pero el ser humano lo hace a niveles globales. Debido a ello, muchas condiciones cambian en la tierra y perjudican a las generaciones posteriores. Las mismas no podrán disfrutar de las diversas posibilidades que la actual tiene. Por ello, existe una responsabilidad transgeneracional en los gestos ecológicos en el trabajo.

Protección de las condiciones de vida

En este punto debemos hacer una reflexión interesante y paradójica. Si se destruye el medio de vida natural, ¿será posible que sobrevivamos? Muchos cuentan con la capacidad adaptativa del hombre, pero nadie puede responder si será suficiente en un momento dado. Digamos que una razón plausible sería dejar quieto lo que funciona para no alterarlo.

Puedes saber más sobre gestos ecológicos en la escuela y en la vivienda.

Por qué es necesario un gesto ecológico en el trabajo

Al principio de este artículo hicimos referencia al tiempo que pasamos en el trabajo. Cerca o más del 30% es significativo, sobre todo porque es el momento en el que somos más productivos. Esta actividad identifica un momento en el que se potencian precisamente las acciones que pueden alterar el equilibrio natural.

Gestos del empresario

Digamos que debemos dividir la responsabilidad. Por una parte, el empleador y por la otra el empleado. Cada actor tiene sus propias responsabilidades y obligaciones ecológicas. Si eres el jefe o gerente de una empresa toma en cuenta algunas recomendaciones.

Evitar el consumo excesivo de energía, sobre todo en equipos inoperativos. Un factor fundamental de ahorro es precisamente el apagado de equipos electrónicos durante el tiempo de descanso. En varios estudios se ha demostrado que los equipos en standby, tienen un consumo importante.

Cualquier forma de ahorro energético es importante, porque disminuye la posibilidad de uso excesivo. Pero, además, impone un criterio para que mientras las energías no sean totalmente limpias no sean utilizadas aquellas que contaminan.

Debes eliminar el uso de plástico no reutilizable como el caso de bolsas y empaques. Sobre todo, si tu empresa debe entregar mercancías empacadas.

La selección de materiales y equipos debe valorarse en función de su durabilidad y de su certificación energética. Los equipos y demás instalaciones deben ser utilizados con un sentido ecológico en la adquisición y aplicación.

Gestos del empleado

Su papel es un poco menos activo porque las decisiones no son muy suyas, pero si existen alternativas. Por ejemplo, en cuanto a los equipos, mantenerlos encendidos solo el tiempo necesario y responsabilizarse por su uso consciente.

Promover la gestión ecológica en el espacio que le corresponde a través de separar residuos y el uso de puntos limpios.

Solicitar el uso de materiales como corcho y madera en contraposición al plástico.

Colaborar en el desarrollo de conciencia ecológica en tu entorno a través de uso de detergentes naturales.

Mantener una actitud proactiva ecológica, sobre todo cuando la actividad de la empresa se desarrolla en el exterior.

Establecer un cronograma de limpieza y reciclaje con los compañeros de trabajo para mejorar el uso de materiales.

Las opciones son casi infinitas, nos hemos centrado solo en algunas muy generales. Pero lo esencial se relaciona con la disposición y la creatividad. Un verdadero cambio de paradigma tiene que ver con el desarrollo de conciencia ambientalista.

Si deseas conocer más sobre los gestos ecológicos en el trabajo, te invitamos a observar este vídeo con datos interesantes:

Contacto

Dirección

4, calle jarilla 28045 MADRID

Teléfono

913202816

Email

guia2@gmail.com